LSDVK


Integrantes:

Andrés Burgueño – Voz, bajo
Fabián Vázquez – Guitarra
Hugo Gutiérrez – Batería


En 1990 el primer impulso del rock nacional post-dictadura (el de Los Estómagos, el de Neoh23, el de ADN, el de Los Traidores) se está agotando. Los grupos que sobreviven o los que aparecen en esa época no tienen el empuje de los primeros tiempos, en los que el punk de Nueva York y el post-punk de Londres eran referentes primordiales. Falta fuerza, falta energía, falta espíritu. Falta coraje.

El primero de diciembre del año 1989 se reúnen Andrés y Fabián, amigos del barrio, con Hugo, letrista de un grupo llamado Libertad Condicional. Andrés y Fabián habían musicalizado, porque sí, letras de Hugo. Cuando éste escuchó los temas le gustaron, y los tres decidieron formar un grupo propio. Inicialmente se les unió Ismael en el bajo, y nació La Sangre de Veronika.

Los cuatro comienzan a ensayar, y las influencias aparecen de inmediato. El punk inglés del 77 (Sex Pistols), los antecedentes neoyorquinos (Ramones, Stooges, Johnny Thunders, New York Dolls) y los continuadores (Exploited, Dead Kennedys, GBH, La Polla Records, Los Violadores). La Sangre no demoró nada en encontrar un sonido y un estilo, y desde ese primer día nunca los soltaron. Desde el primer ensayo al primer disco, del primer toque al último cuando llegue, La Sangre de Veronika ya tiene una identidad que no piensa cambiar. Nunca.

En 1991, el 17 de julio, La Sangre tiene su primer toque, en el teatro La Candela. Son ocho temas, que mezclan el punk básico modelo 77 con punk-hardcore de los 80, al estilo Exploited o Dead Kennedys. En el 92 editan un primer demo con cinco temas, con el sonido sucio y fuerte que la banda quería lograr.

En el mismo 1992, en un toque en La Candela, hay incidentes afuera del local, y una mala fama injustificada empieza a formarse alrededor del grupo. De un toque en el Teatro de Verano son bandeados por sonar, textualmente, “muy punks”.

A la mala fama la banda responde formando el C.A.O. (Cooperativa de Acción Organizada), dedicada a la autogestión y cooperación entre bandas afines. En los siguientes dos años, los toques organizados por el C.A.O. fueron el medio por el que un total de siete bandas con posturas e ideas similares pudieron llegar a su público, foguearse en vivo y demostrar que el legado del punk, “¡Hacelo vos mismo!”, sigue vivo.

Después sigue la historia de la banda, que ya lleva 13 años. En el medio hubo toques buenos y toques jodidos, público fiel y represión policial, la perdida de Ismael y la transformación en un trío, grabaciones, viajes, toques con bandas de afuera (2 Minutos, Los Violadores). El hardcore queda por el camino, y La Sangre abraza definitivamente el sonido y los ideales del punk 77.

En 1998 son elegidos por el público del programa “Agítese antes de oír” de CX26 como Banda Revelación. En la entrega de estos premios, en 1999, La Sangre cerró el evento tocando para 500 personas en el pub Perdidos. Después del 99 la banda rompe por fin el tabú de la mala fama injusta, y comienza una época de toques incesantes por boliches de Montevideo y de la costa, culminando el 3 de mayo del 2002 con una presentación en el mítico Cemento de Buenos Aires, en un recital multitudinario para festejar el regreso de la banda porteña Mal Momento. El set de 25 minutos sin respiro de temas enganchados que realizó La Sangre conquistó a las 3000 personas que estaban en el local, que, sin haberlos escuchado nunca antes, los ovacionaron y agotaron los discos que la banda llevaba para vender como difusión.

En el 2003 La Sangre de Veronika presenta un nuevo disco, “Somos vuestro semen”, editado por Bizarro Records. Son trece canciones, todas en el clásico espíritu de la banda y sus referentes, fieles al punk que abrazaron hace más de una década y fieles a sus ideas y a sus principios. Ese año y el 2004 fueron para la banda una continuación de todos los de su carrera, repletos de toques y encuentros con sus fieles seguidores. Si el grupo lleva trece años madurando y compactando su sonido, es ese mismo espíritu y esa misma fidelidad a sus raíces la que los hace sonar frescos y potentes como el primer día, porque como ellos mismos dicen, “nos gustaría tener 50 años y seguir tocando PUNK ROCK”.

_Esperemos que si._
Esta es una nota vieja, el resto de la historia la conocemos_

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada